04 junho, 2009

¡NO RETROCEDAS!

La versión de la Biblia en portugués dice en forma más enfática: “El perverso quiere vivir de lo que cazan los malos, pero la raíz de los justos produce fruto”. Para entender el mensaje de hoy es preciso recordar que en la Biblia, el hombre justo es aquel que busca compañerismo diario con Jesús y sigue sus consejos. Jesús es la persona Justicia. Separado de él nadie puede ser justo. Aquel que escoge sus propios caminos y vive sin tomar en cuenta los consejos divinos, es llamado perverso.
Perversión es la distorsión del bien. La persona puede pensar que está siguiendo el bien y, no obstante, pervirtió el camino.
Según la declaración de salomón, el perverso “quiere vivir de lo que los otros cazan”. Es decir, ambiciona, desea, sueña con las cosas listas. No está dispuesto a pagar el precio, ignora que el éxito es un proceso, y no una meta. Tú eres feliz mientras creces, no porque ya llegaste allá.
Ninguna victoria auténtica prefabricada, ningún éxito real es el resultado de una fórmula mágica. El perverso prefiere seguir el camino fácil. Quiere la caza lista. De algún modo consigue dinero, confort, un buen auto y una buena casa. Si es posible comprar conciencias, es fácil pagar el precio.
El camino de los justos es diferente. El texto dice: “la raíz de los justos dará fruto”.. Planta hoy un retoño de naranjo y observa. Tarda en progresar: desde que lo plantaste hasta que el naranjo produzca frutos, pasan más o menos cuatro años. Pero el fruto es dulce, porque es el resultado de un proceso natural.
La vida es así. El justo espera. Las cosas buenas no acontecen de un día para el otro. Es necesario plantar, trabajar y esperar en Dios.
¿Cuál será tu actitud en este nuevo día? ¿Saldrás confiando en tu capacidad profesional y en tu habilidad para los negocios? O antes de salir, ¿pedirás la dirección divina y someterás a Dios todos tus proyectos?
Haz de este día un día de victoria, de justicia y de dependencia divina. No pierdas la fe, aunque tengas motivo de sobra para abandonar todo. Espera en el Señor, porque: “Codicia el impío la red de los malvados; pero la raíz de los justos dará fruto”.

Nenhum comentário: